Cerrando Ciclos para iniciar el Año Nuevo 2017

0
0

“Cerrando Ciclos Para Iniciar el Año Nuevo”

Es un vivencial  es por ello que a diferencia de los talleres Formativos e informativos no tiene contenido. La temática del  taller gira en torno a la necesidad que tenemos todos de renovarnos constantemente, el inicio de un año nos inspira a reflexionar sobre lo que esperamos en el venidero, pero hasta para esperar lo bueno hay que estar preparados, es por ello que el taller tiene como objetivo que los participantes cierren  ciclos pendientes, salden cuentas “emocionales” en el presente, y  que les impiden en el futuro evolucionar hacia cosas mejores. La renovación personal es un hecho en muchas religiones;  en la católica  se puede  citar a  Jesús que habló de odres viejos y de odres nuevos. Dijo que así como no va el vino nuevo en odres viejos, tampoco se pone un remiendo nuevo en un vestido viejo porque se romperá el vestido. Jesús dijo y Mateo lo registró en su Evangelio: “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Ni echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente”.  Al cerrar nuestros ciclos nos renovamos (odres nuevos) para recibir todo lo bueno (vino nuevo) que nos depara el 2013, si dejamos cosas pendientes (Vino Viejo) y  seguimos  estancado en el pasado (odres viejos) cuando lo nuevo llegue no seremos capaces de ver ni de disfrutar  lo bueno que nos espera. El vino viejo que nos convirtió en odres viejos, puedes llamarlo: Miedo, Tristeza, Rabia, Dolor, Pérdida, Traición.

Cualquiera que sea su nombre hay que dejarlo a tras y darle la bienvenida a la Esperanza, al Optimismo y al Amor

Reservar Cupo

Comenta
Abrir la barra de herramientas